ade287c66adc52e1fc2cf46348cee0f5_510x280

Un hotel en Brasil donde los perros pueden ir a tener sexo discretamente

Los hoteles del amor son lugares que la imaginación y la memoria llegan a hiperestilizar, entre la poesía maldita y el porno. Conceptuales. Pero un hotel del amor para perros que sirve ajenjo seguramente está a la vanguardia en este sentido. En Belo Horizonte el Animalle Mundo Pet Motel se ha establecido como un must para la clase alta kinky de esta ciudad brasileña.

Con sus ocho pisos, decoración con motivos del Wild West Americano, un spa de ofuro y una vitrina de sexy canes, este lugar redefine lo que hemos llegado a esperar de los servicios como sociedad –o para ser más preciso es una de sus máxima expresiones.

“Adoro el aire romántico del lugar”, dice Andreia Kfoury, una de las clientas que proveyó esparcimiento para su Yorkishire terrier, Harley.

Las sesiones de amor para los perros rondan entre los 50 dólares, un servicio especialmente apropiado para aquellos perros de la gran urbe que poco contacto tienen con otros miembros de su especie.

Según el New York Times este lugar es emblemático del crecimiento económico de Brasil y su igualmente creciente amor por las mascotas (la población canina es la segunda del mundo por detrás de Estados Unidos con 32 millones de perros).

 Fuente: Pijamasurf.com

Autor: @selinevonnass

One comment

Deja un comentario