Torso Jimena

Los testículos, esos grandes olvidados…

Los testículos, son las glándulas masculinas coproductoras de los espermatozoides y de las hormonas sexuales. Por desgracia también son los eternos olvidados para muchas personas y lo cierto es que pueden generar un gran placer.

Para estimularlos empieza acariciándolos con delicadeza. Mientras más suave sea el contacto, mayor será la excitación. No olvides que es una zona muy delicada, al principio debes ir despacio e ir poniendo límites con tu pareja.

Puedes acariciarlos, manosearlos, lamerlos, succionarlos… puedes dar rienda suelta a tu imaginación. Incluso, si a tu pareja le parece bien, puedes darle leves mordiscos.

Recuerda que los testículos controlan la eyaculación, así que tirando suavemente de ellos la podrás retardar un poco, pero, si por el contrario empujas hacia dentro lograrás que tenga un orgasmo más intenso.

Deja un comentario